shoujo

Reseña de Marmalade Boy

Título: Marmalade boy: la familia crece
Creado por…: Wataru Yoshizume.
Director: Akinori Yabe.
Estudio: Toei Animation.
Episodios: 76
Sinopsis:
Narra la historia de Miki Koishikawa, una estudiante de 16 años, cuyos padres realizan un intercambio de parejas con la familia Matsura, que tiene un hijo de su edad, Yuu. Los padres deciden vivir bajo el mismo techo con sus hijos. Miki, que demuestra no estar conforme al principio, se enamora poco a poco del hijo de los Matsura. Ambos se corresponderán, pero a lo largo de la serie sortean muchas dificultades y conocen a más personas que complicarán la relación.
separador
separador

“Después de las actividades del club me fui a la cafetería con Meiko y en la mesa de al lado había un chico guapísimo, pero su novia llegó al poco rato, y dejé de ilusionarme. ¡Ah! Y en esta primavera comenzaré mi primer año de secundaria.”

Este fue el primer anime que vi sabiendo el nombre que se le otorga a este tipo de animación. Fue hace bastantes años, allá por mi pre-adolescencia, y recuerdo que le cogí muchísimo cariño, tanto a los personajes como a la historia. Aunque no sea la historia más originalidad (es notable que tales detalles como lo de dejar mensajes en un juguete no era algo novedoso, se puede encontrar también en No me lo digas con flores o Hana Yori Dango) ni tampoco poseía los protagonistas más peculiares, es el típico chico atractivo (aunque Yuu es un poco diferente por su personalidad un tanto burlona y payasa) y el cliché de la chica un tanto inútil. Pese a ello, cuenta con una gran variedad de personajes tremendamente divertidos y con numerosos inconvenientes, cada cual más complejo que el anterior o más humorístico, al igual que la relación de ambos protagonistas continuamente se verá afectada por algún motivo u otro, pero siempre tratarán de demostrar que ellos son más fuertes que todo cuanto les pueda suceder. Esto a momentos puede resultar pesado debido a que siempre sale un nuevo personaje que se encarga de generar un nuevo conflicto amoroso, por lo que es muy repetitivo y un tanto cansino. El anime empieza cuando los protagonistas son adolescentes, cuando están comenzando el instituto, por lo que podría decirse que son un poco infantiles, pero se les acompañará a lo largo de sus vidas hasta su etapa universitaria; veremos su evolución a lo largo de los capítulos y todo cuanto han aprendido, cosa que siempre se agradece y que hace que nos encariñemos aún más con la historia. Puede que en un primer momento no parezca haber ciertos toques atípicos, pero los hay si nos fijamos, como, por ejemplo, la locura de los padres de los protagonistas que desean que todos vivan juntos. A pesar de todos los años que han pasado desde mi primer visionado del anime, en mi mente sigo recordándolo como si lo hubiese visto ayer, quizá porque significó mucho para mí. Me encantaron especialmente los personajes de Meiko y Satoshi Miwa, la primera es muy madura para su edad y bastante amable, y el segundo es un personaje de lo más divertido e insistente, siempre dispuesto a conseguir aquello que desea pero que, a pesar de todo, nunca termina resultando pesado (en la imagen es el último de la fila). Los padres de los protagonistas también dieron mucho juego en la historia, tanto los de Miki como los de Yuu están muy mal de la cabeza y aportan grandes dosis de comedia.
Miki Koishikawa es una adolescente bastante infantil y sincera, no sabe cómo mentir y a veces tiene la costumbre de no ver más allá de su propia nariz (aunque veremos como esto va cambiando), Miki está muy unida a Meiko Akizuki, una chica reservada que siempre escucha y trata de ayudar a los demás pero que raras ocasiones revela algo sobre sí misma, al igual que también tiene un mejor amigo llamado Ginta Suou, anteriormente estaba enamorada de él. Todo cambia cuando sus padres le anuncian de que se van a divorciar y casar con otras personas, aunque la tratan de consolar diciéndole que vivirán todos juntos con el hijo de dichas personas, Yuu Matsuura, un chico muy atractivo y, a pesar de que en un primer momento parezca simpático, es de lo más bromista y, en determinados momentos, maleducado.
Lo mejor, sin duda, sería que no solamente se centra en los protagonistas, sino que también cuenta con muchísimas historias secundarias que se van desarrollando poco a poco sin descuidar la principal, el anime está muy cuidado respecto a la trama, tratando de explicarnos todo con claridad y hacerlo lo más realista posible, al igual que no quiere dejar ningún cabo suelto. Los episodios finales pueden llegar a ser un poco pesados ya que parece que únicamente son de relleno, pero igualmente se disfrutan y creo que eran necesarios para poder comprenderlo todo y completar este fantástico anime. No solamente hay romance sino que también habla sobre la amistad, la familia y la importancia de ambas cosas, alterna con mucha fluidez momentos dramáticos con cómicos y cuenta con muchos enigmas que se irán revelando según avancen los episodios y que cada vez se vuelven más intrigantes y adquieren más importancia, enganchándonos inevitablemente y convirtiéndolo en un anime muy completo que, por mucho que pasen los años, nunca psará inadvertido y siempre logrará gustar. A pesar de lo antiguo que es merece mucho la pena, la animación está bastante bien para el año en el que salió (me atrevería a decir que incluso mejor que la de algunos animes actuales que he visto) y el dibujo no es muy destacable pero igualmente tiene una paleta de colores que le queda fantástico y es agradable de ver. El opening, Egao no atai (el insertado arriba), es genial y me encantó, logra hacerte tararear la canción por lo bonita que resulta ser; esa voz ligeramente infantil y aguda mezclada con la música melancólica y esperanzadora al mismo tiempo de fondo queda perfecto, y lo bien que resume lo que nos vamos a encontrar, siempre que se escuche se puede distinguir muy bien cuál es ya que queda con suma facilidad en nuestros recuerdos. La música está muy bien llevada en el anime y queda a la perfección en cada momento en la que aparece, no hay ningún instante en la que desentone o sobre.
En conclusión es un anime cuyos episodios se pasan volando y sin que nos percatemos ya que tiene una mezcla perfecta de comedia, drama y romance, al igual que cada personaje está desarrollado perfectamente y no se centra solamente en los protagonistas, a los cuales podremos acompañar desde que son unos jóvenes adolescentes hasta que se convierten en universitarios. Merece mucho la pena verlo a pesar de que sea bastante antiguo.
“Soy incapaz de expresar mis sentimientos, no consigo abrirme del todo a los demás. Sí, así soy yo, ya lo sabes, aunque no me guste…”
Puntuación:
Anuncios

2 comentarios sobre “Reseña de Marmalade Boy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s