josei

Cousin | Ryou Ikuemi

cousin

Título: Cousin.
Autor/a: Ryou Ikuemi.
Volúmenes: 3
Capítulos: 30
Géneros: comedia, drama, romance, slice of life.
Demografía: josei.
Sinopsis:

Tsubomi Shirakawa es una joven de 18 años que no se siente segura con su aspecto al sufrir obesidad. Ella acaba de terminar el instituto, pero cuando su círculo de amigos ha encontrado trabajo o empezado la Universidad, ella decide convertirse en una “freeter” y comenzar a trabajar a medio tiempo en un videoclub, conociendo así a Ayumu Shiroshita. Al mismo tiempo se percata de que su prima, Noni, a quien no ha vuelto a ver desde hace mucho tiempo, acaba de debutar en el mundo del espectáculo.

tumblr_nhnevvyk2W1tj8ejpo1_500

cousinCousin no es un manga muy conocido ni uno del que haya escuchado demasiado. Para ser honesta, jamás me habría enterado de la existencia de este manga si no hubiese estado informándome sobre diversos mangas josei. Este en concreto captó mi atención por su portada y, en cuanto leí su sinopsis, por tratar el tema de la obesidad, un tema que es muy difícil que se trate y, si se decide abarcar el tema, que se haga correctamente. También me pareció interesante la forma en la que actuaría la protagonista, Tsubomi, justo después del instituto y cómo se enfrentaría a los problemas que conlleva el tener que dejar su casa y comenzar a vivir por su cuenta. Cousin durante los treinta capítulos que tiene logra impregnar muy bien la forma en la que afecta a la vida de una persona no tener un cuerpo delgado y perfecto, sobre todo en el amor. Sin embargo, creo que se ha desaprovechado bastante cómo afecta a la protagonista el cambio de vida que acaba de sufrir. En alguna que otra vez se nota que tiene problemas con el dinero, pero no mucho más. En ningún momento Tsubomi se marcha de su casa para comenzar a vivir por su propia cuenta, tampoco se logra ver la indecisión de Tsubomi ante el futuro inminente y, por lo tanto, en ningún momento de la trama Tsubomi se hace la pregunta de “¿a qué me voy a dedicar? ¿Qué voy a hacer yo ahora?”, y esto le quita bastante credibilidad. ahora Tsubomi únicamente está en un trabajo a medio tiempo y no estudia en la Universidad, por lo que no va a estar siempre trabajando en un videoclub y tampoco va a vivir siempre en la comodidad de la casa de sus padres. Por otra parte, también me molestó un poco la falta de profundización de los personajes secundarios. Quedan un tanto superficiales y no se ahonda tanto en ellos como podría, por lo que no están del todo aprovechadas sus historias. Eso sí, lo que se desvela sobre ellos es bastante llamativo. El manga debería haber tenido más volumenes y contar con un mayor número de páginas; cada capítulo duraba muy poco, se podría haber llevado la historia más allá. Otra cosa que la autora podría haber modificado es el decorado del dibujo y el diseño de los personajes. No me pareció muy acorde para un manga que trata temas tan serios como lo es la obesidad (además de otros como SPOILERS el acoso sexual en el trabajo, el deseo de querer bajar de peso y el volver a subir drásticamente a causa de la ansiedad y el sentimiento de inferioridad ante otra persona FIN DE SPOILERS) que ponga los mismos adornos que se les pone a los mangas shoujos y que los personajes tengan una apariencia tan poco madura. La historia que se está contando NECESITA unos personajes con un diseño más maduro. Sí, es verdad que muchos de los personajes son jóvenes, pero aún así no tienen por qué ser todos estéticos y adorables (véase en Watashitachi no Shiawase na Jikan o Umibe no Onnanoko, en esos mangas se sabe durante todo momento que se está presenciando una historia seria y dura). Incluso hay unos cuantos adultos en la trama y no se les aporta un diseño lo suficientemente maduro y acorde con ellos. Se supone que el dibujo debería tener un estilo más serio y en sintonia con la trama, y si se inserta en su lugar un decorado como este o este lo que hace es darle un toque muy juvenil y darle la apariencia de que todo es súper chachi piruli. Y no, no es así. El manga en muchas ocasiones toca temas sumamente duros y una gran cantidad de veces no cuenta con un final feliz. Es cierto que muchas veces tiene un diseño correcto, pero en alguna viñeta o en varias de una página cambia el diseño y se desvía. Pese a la retahíla de cosas malas que he soltado, al manga le puse una buena puntuación, y eso no es por otro motivo que porque, en realidad, está muy bien, pero eso no quiere decir que no tenga algunos aspectos que necesite corregir y pulir. Considero que tiene un buen desarrollo, que es interesante y en todo momento hace que el lector quiera seguir con la lectura, además de contar con un final que no se le puede calificar como feliz, por lo que es más realista, pero creo que la manera en la que acabó es un tanto confusa y no se entiende muy bien.

cousin3

Tsubomi Shirakawa es una chica de 18 años que tiene sobrepeso, por lo que no se siente muy segura con su figura, lo que muchas veces ha resultado ser un impedimento a la hora de declarar su amor hacia algún chico. Sin embargo, ahora ha decidido comenzar a trabajar en un videoclub, lugar en el que también trabaja Ayumu Shiroshita, un chico que es fan de su prima (quien recientemente se ha internado en el mundo del espectáculo), con el que mantendrá una estrecha relación. Tsubomi tendrá que hacer frente a numerosas situaciones a partir de ahora pues su vida se irá complicando cada vez más, sobre todo desde el momento en el que surge en ella el deseo de ser más atractiva.

cousin4

cousin2No hay muchas cosas que tenga que decir ya, la verdad es que la mayoría de lo que tenía previsto comentar sobre este manga está anunciando en la parte de arriba. Respecto a los personajes no hay muchos, sólo se cuenta con unos pocos que cobran relevancia, los demás o están de relleno o aparecen muy poco. Tsubomi Shirakawa es la indudable protagonista de Cousin y, aunque físicamente sea bastante divergente a otras protagonistas de otros mangas, sigue siendo un estereotipo. Sigue siendo la típica chica que, aunque no sea muy atractiva, tiene un enorme corazón y se logra ganar el cariño de muchos debido a su personalidad. La autora no se ha atrevido a crear un personaje más humano, un personaje que no sea tan bueno y que tenga rasgos no tan atractivos. Cosas que sean negativas, como lo son el egoísmo, la envidia, la prepotencia o la irrespetuosidad. Son rasgos negativos que mucha gente tiene y que alguno de ellos lo han tenido que sentir o adquirir en un determinado momento de sus vidas. Cuando se limitan a crear este tipo de personaje tan caritativo y misericordioso, lo que hace es que el lector se canse. A mí, por ejemplo, cuando comencé a internarme en la literatura y en los mangas y animes no me disgustaban las protagonistas excesivamente benévolas. Es más, ni comprendía la razón por la que tanta gente le cansaba tanto. Y ahora la comprendo. Acaba llegando a un extremo en el que es muy fácil que, eligas el manga que eligas, tenga el prototipo de personaje cliché. Por lo que no, es suficiente. Hagan algo nuevo y más realista. Aún así, es muy sencillo ponerse en los zapatos de Tsubomi y conseguir comprenderla, pero la evolución que sufrió no fue tan buena como me había esperado. Con Ayumu Shitoshita no simpaticé mucho, pero me gustó como reaccionó en varias ocasiones y algunos de sus pensamientos, pero tampoco es un personaje que varíe demasiado. A pesar de eso, me llamó la atención la relación que tenía con su novia y el cómo se conocieron. Y, por último, el personaje que más me gustó fue un hombre que regenta una tienda, Nasukawa, quien tiene un pasado interesante y una personalidad en la que se podría haber profundizado más, pero que se le dejó un poco de lado, omitiendo varias cosas que podrían haber sido interesantes. También hay otro personaje que tiene un cierto peso en la historia, pero prefiero no mencionarlo para evitar hacer spoiler. Una cosa que me gustó del manga fue que cuando Tsubomi tenía que hacer algo o presentarse en algún lugar se imaginaba lo peor que podría pasar, lo que es muy realista y también dice mucho de la personalidad de Tsubomi, desvelándola como una persona insegura y que le da vueltas a todo. Algo que tampoco he nombrado es que hay escenas en las que Tsubomi aparece desnuda, ya sea en la bañera o mirándose al espejo, y son escenas muy necesarias que muestran cómo es su cuerpo (algo importante al la obesidad ser el tema más relevante) y que la autora no se corta en dibujar.

Captura

En conclusión, es un manga que adquiere a momentos un diseño de personajes y un estilo que no pega demasiado con los temas que se van a abarcar, estos temas, aunque no sean tan fuertes como otros, sí que son bastante duros y quedaría mejor uno que se mostrase más maduro. Cousin tiene una cierta dosis de realismo que se puede observar en la forma no tan feliz en la que acaban varias circunstancias, sin embargo, cuenta con un final un tanto extraño y que no se comprende apropiadamente.

PUNTUACIÓN:

cooltext127352306802254

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s