josei

Buona sera!

ristorante paradiso.jpg

Ristorante.Paradiso.full.1077885.jpg
Luciano y Claudio

Ristorante Paradiso es la adaptación de David Production (Ben-To, Inu x Boku SS…) de un manga homónimo publicado en 2005 por la conocida autora de mangas josei Natsume Ono (ACCA: 13-ku kansatsu-ka, Saraiya Goyou…), pero que también bebe de Gente, su secuela. Llevaba sintiendo hacia este anime una enorme atracción desde hacía un tiempo, pero con la entrada que le dedicó Sho (clic) mis ganas de hincarle el diente se incrementaron (lo que es curioso porque menciona muchos aspectos negativos del mismo), por lo que lo comencé hace unos días y me lo terminé tras unas horas de completa evasión de todo cuanto me rodeaba. Y eso de empezar un anime y acabármelo el mismo día ya no es algo que suela hacer, no sólo por la escasez de tiempo, sino también porque tengo suficiente con ver un máximo de cuatro episodios seguidos. Antes de haberme puesto con este anime, ya había tenido otros contactos con Ono: había comenzado Saraiya Goyou y actualmente estoy viéndome ACCA. Sin embargo, Saraiya Goyou lo abandoné hace un par de años a pesar de que su primer episodio me pareció impresionante, pero de ACCA no puedo decir lo mismo, lo mejor que tiene esta obra es su estilo, el resto, por el momento, no me parece demasiado espectacular. Aun así, debo reconocer que la historia de Ristorante Paradiso es bastante simple, todo gira alrededor de la vida de unos personajes y no hay ningún conflicto que mueva la historia, exceptuando la determinación de la protagonista por volverse una persona independiente, forjarse a sí misma y convertirse en alguien de quien se pueda sentir orgullosa, por lo que es un anime que no va dirigido a un público amplio, sino a una minoría a la que no le importe el ritmo lento y una historia carente de acción. Y si tenemos en cuenta que los primeros episodios son los más lentos y los más centrados en el romance de la protagonista, que puede ser algo insulso, pues no se puede decir que reciba demasiada atención. Pese a ello, la idea idílica de la que parte este anime, de un restaurante en el que todos forman una especie de familia, en donde hay personas que se apoyan mutuamente y se respira un ambiente pacífico, la encontré acogedora y agradable. Y eso que no es precisamente lo que suelo buscar ni lo que me tiende a gustar.

La serie está ambientada en Roma, y todo comienza cuando nuestra joven protagonista de 21 años, Nicoletta, decide visitar el restaurante de su madre, Ristorante Casetta dell’orso, donde todos los camareros son bastante mayores y llevan gafas. Nicoletta no ha visto demasiado a su madre desde que ésta la abandonó para casarse con un hombre al que no le gustan las mujeres con hijos, y cuando se vuelve a encontrar con Olga, su progenitora, ella hará lo que sea para evitar que su marido se dé cuenta de que Nicoletta es su hija. Mientras, la protagonista trata por todos los medios de conquistar a Claudio, uno de los camareros… con el inconveniente de que parece ser que Claudio está casado.

Lo mejor de este anime es, sin duda, sus personajes y, ya no tanto su ambientación en Italia, pues no se exprime demasiado, sino el restaurante en sí, que es el alma de toda la historia. Por otra parte, también tengo que mencionar que cuando vi los dos primeros episodios me echaba un poco para atrás que Claudio fuese tan caballeroso; no hay cosa que me resulte más molesta que una persona excesivamente amable que está constantemente tratando de ayudarte con lo más mínimo, hasta insistiendo en llevar por ti una bolsa que, a pesar de no contener prácticamente nada, está empeñado en llevarla, no vaya a ser que se te rompa el brazo. Y sí, Claudio es uno de los aspectos más negativos del anime, aunque siento que sí que podría haber sido un buen personaje, pero su forma de ser tan pasiva, sus excesivos modales y su actitud no ayudaron. Su historia es interesante y su pasado aún más, pero en cuanto a su forma de ser siento que la autora no lo pudo poner más irritante.

ristorante paradiso4.gif

ristorante paradiso2.jpgPor extraño que pueda parecer, el romance de la protagonista con Claudio no me molestó ni se me hizo pesado; es más, fue agradable presenciar cómo iba evolucionando lentamente, me parecía que ambos podían aportarse mucho el uno al otro (aunque habían momentos en los que daba la impresión de que eran abuelo y nieta…) y me gustó que no fuese el clásico romance en el que ambos protagonistas son increíblemente atractivos, o en el que se involucra a la típica adolescente promedio y al chico más popular del instituto. Fue algo diferente, y que añadiese el tema de la diferencia de edad lo hace aún mejor. A pesar de que el anime cuenta con la reducida cantidad de once episodios, se las ingenió bastante bien para mostrar la historia del restaurante y de sus personajes, además de poner una evolución creíble en Nicoletta, su madre y Claudio. Aun así, para mí fueron insuficientes y me quedé con ganas de más; quería acompañar más tiempo a los personajes y me hubiese gustado conocer mucho más de sus pasados y sus vínculos. En lo personal, no me he leído el manga, pero en cuanto pueda trataré de hacerme con él, por lo que únicamente puedo relacionar lo que voy a decir a continuación con la versión animada: no sé si el estudio se inspiró en Paradise Kiss (que fue emitido en 2005, la adaptación de Ristorante Paradiso vio la luz en 2009), pero habían momentos en los que se me asemejaba muchísimo, ya que dicho anime tiende a repetir bastante el lugar que toma relevancia en la historia (el Atelier) y las indicaciones para llegar a él, lo que también imita Ristorante Paradiso.

Otro aspecto que hace de este anime una delicia es su estilo elegante y sofisticado, además de su elección musical, aunque ocasionalmente esto se mata un poco por el uso de CGI o su no demasiado destacable animación, pero, por lo general, no me molestó especialmente ya que no le suelo dar mucha importancia a la animación cuando la historia me atrapa, por lo que puedo ser bastante benevolente en ese apartado. Pese a eso, hubo algo concerniente al diseño que sí que me molestó, y eso fueron los ojos de algunos personajes; parecía como si no estuviesen mirando a ningún punto en concreto e incluso daba la impresión de que estaban vacíos, en especial los de Nicoletta. El diseño de los personajes me gustó, tiene su estilo y es maduro, pero habían algunos personajes a los que les pusieron unos ojos con los que, de verdad, no pude con ellos. Por otro lado, se intercalan bastante bien los flashbacks con la propia historia, pues a medida que avanza la historia de los personajes en el presente se van presentando flashbacks que ayudan a que la historia sea redonda. A pesar de que todo gira alrededor del restaurante, lo cierto es que llega a aparecer más el vino que la propia comida. A veces echaba en falta que se le diese más importancia al aspecto culinario pues, si bien es cierto que se ve a los personajes cocinando o comiendo, rara vez se dan instrucciones de cómo se prepara una receta o cuáles son los puntos fuertes y débiles de la misma. No estoy sugiriendo que se convierta en una especie de Shokugeki no Souma, pero sí que hubiese sido infinitamente mejor si se hubiese profundizado más en los platos en lugar de presentar su aspecto más superficial.

ristorante paradiso6
(de izquierda a derecha) Luciano, Furio, Claudio, Teo, Vito y Gigi. Por cierto, los de la derecha son los que tienen esos ojos vacíos a los que me refiero.

Ristorante Paradiso no es un anime perfecto, pero si buscáis algo tranquilo y que deje con una sensación agradable después de verlo es muy recomendable echarle una ojeada. En especial si os gusta el slice of life y las obras que se centran en sus personajes. Y hablando de personajes, hay una infinidad en este anime, y sorprendentemente se profundiza en la gran mayoría de ellos y todos cuentan con una personalidad sólida. Sin embargo, es un anime que se centró tanto en cuidar las personalidades y los pasados de todos los personajes que acabó descuidando a la propia protagonista, de quien se sabe superficialmente su pasado y de la que no se sabe absolutamente nada sobre si tenía amigos o sobre su vida con su abuela. Es más, sólo hay una ocasión en la que la protagonista habla con su abuela por teléfono, a partir de ahí ya no se sabe nada más de su abuela. Aun así, Nicoletta tiene una personalidad sólida y acorde con su edad, y como ya mencioné cuenta con su respectiva evolución, pero eché en falta más datos sobre su pasado y que se profundizase más en cómo le afectó que su madre no estuviese allí.

Los personajes más destacables del anime son Luciano, un viudo que generalmente tiene una actitud bastante malhumorada, Claudio, que no necesita más presentación, Gigi, el sommelier extremadamente callado, Vito, un hombre obsesionado con el deporte, y Furio y Teo, dos buenos cocineros. Algo que no me esperé en lo absoluto fue que también se mostrase el pasado de Lorenzo, el marido de Olga, aunque, pese a ello, con este personaje no logré simpatizar en lo absoluto. Para mí, fue el que más plano se sintió. Un aspecto muy positivo es que muchos de los empleados del restaurante tienen algún vínculo que los une, y a medida que se va mostrando el pasado de ellos se va descubriendo qué relación tienen con sus compañeros y demás personajes. Eso sí, me faltó más naturalidad entre ellos, no se acaba de sentir que se conozcan demasiado. Y ahora que menciono la naturalidad, tengo que decir que las reacciones de los personajes muchas veces iban con retraso; se quedaban un largo minuto sin reaccionar a un determinado acontecimiento, lo que le quitaba bastante al disfrute. Respecto al OP, Marigold, de Orange Pekoe, está bien y le pega al anime, aunque no me gustó especialmente, y del ED, Suteki na Kajitsu, de Komine Lisa, me gustó mucho la voz de la cantante.

En conclusión, se trata de un anime que no cuenta con una animación demasiado buena ni con una trama especialmente interesante, pero que resplandece por situarnos en un lugar agradable y pacífico donde se desarrolla la gran mayoría de los sucesos. Además, tiene a unos personajes bastante interesantes y un romance diferente a lo usual, más allá del chico popular o de la chica guapísima que tiene que escoger entre dos apuestos pretendientes.

PUNTUACIÓN:

cooltext127352306802254

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s